jueves, 30 de noviembre de 2017

NO PUDE SALVAR A MI PADRE, por Rhodéa Blasón

    Conforme me adentraba en las profundidades del frondoso bosque mi cerebro y mis ojos se mantenían vigilantes. Buscaba una cabaña desde hacía meses, pero en cada una de mis incursiones en la espesura natural había sido infructuosa. Ahora, en pleno otoño, cuando los días son tan escasos de luz, debía escabullirme de la atenta mirada de mis tías paternas quienes estaban más interesadas en que aprendiese el arte del bordado con aguja que en que buscase a una mujer muy mayor plena de sabiduría en todo tipo de brebajes y que convivía según cuentan las lenguas de la aldea entre "seres de la mitología celta, que la protegían de cualquier dolencia o padecimiento".
    Había caminado sin parar aprovechando los tenues rayos de sol y se me había echado la obscuridad encima. Estaba segura de saber regresar al hogar, pero el miedo me paralizó en aquel preciso lugar. Esperé a que mis ojos se adaptasen a la negrura de la noche y giré sobre mí misma. Entonces la ví. Observé una puerta y una ventana casi cubiertas por las ramas de los árboles. Su techo era un campo lleno de helechos y hierbas diferentes. Mientras me encontraba allí miré al cielo y observé un resplandor rojizo que lo surcaba de oeste a este. En ese momento la puerta se abrió y apareció ante mí una anciana encorvada vestida de negro y apoyada en un palo mucho más alto que ella:
    -Son los Sluagh, cazadores de almas. Van a buscar el espítitu de tu padre moribundo.
    -¿Qué? Si yo venía a encontrar un remedio para curarle. Llevo meses buscándote
   -Yo siempre estoy aquí. Pero las ánimas malignas no han permitido que me encontrases. Están decididos a robar el alma de tu padre agonizante.
   -Nooooo, grité con todas mis fuerzas y comenzé a correr hacia el lecho de mi padre al que debía proteger
    Pero llegé demasiado tarde. Mi tía mayor me informó de que había fallecido mientras yo no se encontraba en casa. Mis lágrimas me quemaban la piel de la cara y no dejaban de brotar de mis ojos. Me senté en la escalinata y allí permanecí toda la noche llorando y sufriendo por la impotencia de no haber podido salvar a mi progenitor a quien tanto amaba.
    Cuando amaneció, volví a mirar al cielo y me pareció observar una bandada de pájaros sobre mi casa volando en círculo. Pensé que entre aquellos Sluagh estaría mi padre despidiéndose de mi.



viernes, 17 de noviembre de 2017

GANANDO ALGUNAS BATALLAS, por Rhodéa Blasón

     Desde hacía meses me había iniciado en aprender a pelear. Al principio los asaltos me parecían demasiado largos y me chupaban toda mi energía. Acababa tirada en el suelo, dolorida, intentando regular mi desbocada respiración. Cuando volvía a enfrentarme a mi oponente, maestra de maestras, volvía a desbancarme por "KO". Yo pasaba los días pensando en cómo eludir sus impresionantes embistes antes de que ella consiguiera romperme en trozos. Pero cuando me situaba frente a ella me sentía débil, pequeña, insignificante, ...y consciente de ser una perdedora.

    Un día me desperté sobresaltada pensando en que la vida no consiste sólo en recibir golpes, sino en aprender a esquivarlos. Y así me centré en buscar esa condición física y psíquica que me permitiera eludir y torear sus impactos. Adquirí agilidad y, aunque continuaba siendo atacada con dureza y crueldad, también aprendí a golpear y a soltar lastre.

    Hoy, después de tanto esfuerzo, me enfrento a ella con coraje y mirándola de frente. Soy consciente de tener mis hombros liberados de su constante peso que casi me impedía caminar; es la maleta en la que he metido todos los sufrimientos infructuosos de mi vida, todo aquello que me hace daño recordar y a todos los seres que de una u otra forma me dañaron a lo largo de mi existencia. He logrado pegarle duro, controlar mi respiración e incluso ganarle algunas batallas.
                      

jueves, 9 de noviembre de 2017

ALLÍ EN DONDE NACES, ALLÍ EN DONDE MUERES, por Rhodéa Blasón


    -Miradme, podéis hacerlo las veces que queráis. -Vociferaba sin parar- Soy diferente, ya lo sé y vosotros estáis henchidos de un resentimiento que no os permite subsistir.

    Lo que más daño le producía era que aquellos a quienes exhortaba no eran capaces de replicar su severa crítica. Nunca lo hacían. Permanecían estáticos y taciturnos catando la dulzura del sometimiento a causa de sobrellevar el cruel padecimiento de la tristeza por los bienes ajenos.

   -Aquí estoy sólo. -Volvía a increparlos- Entre todos podéis arremeter contra mí y despojarme de mis bienes. Cobardes!!

   Ninguno de los otros se movía. Sólo le vigilaban. Era espléndido y agraciado y ellos, aún de su estirpe, eran deformes y desagradables a la vista. No disimulaban su amargura por su divinidad y encanto.

    El era consciente de ello, pero no podía desplazarse. Sus raíces estaban ancladas con suma fortaleza a aquella tierra y aquel, mal que les pesara, era su clan. Ninguno tenía la oportunidad ni la autoridad de alcanzar un traslado.

    La Naturaleza es así con los árboles. Sabia y poderosa. Allí en dónde naces, allí en dónde mueres. Aunque tu familia no te quiera por no ser verde y tener en el otoño esos maravillosos colores cobrizos en los que el poco sol que baña tus ramas se refleje como en un cristal facetado del que surjan multitud de rayos de diferentes colores.Yo soy feliz y no me importa lo que piensen, pero ser diferente a los otros siempre será complicado en mi existencia.


viernes, 3 de noviembre de 2017

DE SANTABALLA A CUBA, por Rhodéa Blasón

   De Santaballa a Cuba, principalmente a La Habana, emigraron un numeroso grupo de vecinos en busca de la procura de un futuro mejor para ellos y para sus familias, algunas quedaron muy mermadas por la marcha de varios de sus integrantes a la isla. Muchos de los emigrantes viajaban en barco sin saber lo que se encontrarían al otro lado del océano; los barcos no siempre transportaban sólo pasajeros, a veces eran de mercancías y pasajeros o de mercancías en las que llevaban una cantidad inconcreta de personas. Hoy, en un mundo globalizado, para muchas personas podrá ser increíble que alguien pueda viajar tan lejos sin navegador, sin teléfono móvil, con un servicio de correos muy precario, ...con tantas carencias que yo llego a preguntarme ¿cuántos viajeros de los que llegaron a Cuba pasaron hambre antes de partir hacia un mundo extraño o al llegar allí mientras no encontraban trabajo o alojamiento?. No hablo de entelequias, sino de las tragedias que se vivían en algunos hogares a los que no llegaban noticias de sus familiares hasta después de muchos meses o incluso años a principios del siglo pasado. Y quiero recordarlo para que nadie nos creamos que las cosas están a nuestra disposición desde siempre, no es así.

    Está claro que en A Terra Chá hubo una cascada de desplazados muy importante que en La Habana fundaron en el año 1907 una asociación de beneficencia, educación e instrucción, que alargó sus raíces hacia la tierra en la que habían nacido. En Santaballa se construyó un edificio que permanece hoy en pie, reformado, por quienes quieren mantener vivo el espíritu de los habitantes que se autoexiliaron venciendo el miedo a lo desconocido.


   En la Liga Santaballesa, como se denomina ahora esta asociación en A Chaira, se pretende dinamizar la cultura, las tradicciones y ayudar con talleres de memoria, entre otros, a los más mayores de la parroquia, conservando siempre en la memoria a sus emigrantes, algunos murieron en la isla caribeña, otros regresaron enfermos y otros con recursos fruto de su esfuerzo y laboriosidad.


                  Foto propiedad Liga Santaballesa de Vilalba (Lugo)
              

martes, 31 de octubre de 2017

LO QUE NO SE VE, ...NI SE ESPERA, por Rhodéa Blasón


   El aforo del teatro estaba completo. Se escuchaba el rumor habitual de las voces del público mientras no se apagaban las luces y se abría el inmenso telón de color rojo escarlata. La noche prometía diversión garantizada con la actuación del gran mago e ilusionista Montriz, llegado del otro lado del océano después de conseguir innumerables éxitos por aquellas lejanas tierras. El timbre, con su estridencia, anunció que la función estaba a punto de comenzar. Se apagaron las luces, poco a poco, y la cortina se abrió en dos para dejar ver un enorme cajón de cristal, colocado en el centro del escenario, y al que apuntaban directamente unos grandes cañones de luz. Se escuchó un fuerte aplauso y se vio acercarse un enjuto hombre vestido de negro, de pequeña estatura y que parecía que estuviera a punto de quebrarse a cada paso que daba.
    Su voz apenas era audible, pero los espectadores intuyeron que buscaba un voluntario para estar con él durante el espectáculo. Una mujer joven corrió hacia las escaleras, quizá buscando protagonismo o que alguien le sacase una foto con alguien famoso. Iba a comenzar la gala. Él le explicó a ella y al auditorio que debía envolverse en una manta que le mostraba, que sería atada, y que con una grúa especial la introduciría en la urna acristalada. La mujer debería pensar con su mente un lugar al que le gustaría viajar y allí aparecería. Ella sonreía y la concurrencia no dejaba de aplaudir sonoramente.
     Los movimientos del mago eran rápidos, parecía un ratón jugando con un trozo de queso. Cuando tuvo a la mujer en el baúl miró fijamente al público:
     -Cierren los ojos unos momentos, por favor, es necesario para el éxito de mi espectáculo, les indicó con una voz cavernosa
      Así lo hicieron los espectadores. Pero comenzó a pasar el tiempo y no se escuchaba sonido alguno ni orden ninguna de Motriz y los más inquietos empezaron a separar sus párpados.
    -Ooohhh, ooohhh, ....
     El escenario estaba vacío. Nadie supo nunca lo que había ocurrido en apenas unos minutos de ceguera consentida por parte del público. Todos salieron desilusionados del teatro y el novio de la joven gritaba por ella. Le explicaron que aquel mago era sorprendente y que tal vez ya la había transportado a su hogar y que allí le estaría esperando.
     Lo que nadie sabía era que a Motriz le gustaba degustar la carne humana y si era tierna más. Cuando él desaparecía con una víctima, esta no volvía a aparecer nunca. Pero como gran ilusionista que era nadie pensaba en lo que ocurría realmente en algunos de sus espectáculos.
     Feliz Halloblogween 2017



    Más relatos en el blog: http://www.teresacameselle.com/2017/10/halloblogween-2017-lo-que-no-se-ve.html

viernes, 13 de octubre de 2017

¿LOS MAYORES ESTORBAN?, por Rhodéa Blasón

     En silencio, en la penumbra de la noche, se agazapaba en forma de ovillo entre los arbustos en busca de paz. Sentía miedo y frío, pero le gustaba aquel lugar, desde que había tenido que abandonar el hogar en el que había vivido durante tantos años en compañía de aquel hombre huraño con los demás, pero que a el le procuraba siempre comida, caricias y una cama caliente. Tardó en darse cuenta de que allí no le querían; buscaba con desesperación a su compañero de años y no lo encontraba, lo apartaban con patadas que le dolían en el corazón, por lo que decidió buscar otra casa para vivir. No contó con que era demasiado mayor para que nadie quisiera tenerlo a su cargo, había perdido agilidad, y no veía forma de que nadie lo quisiera. No se hacían cargo los seres humanos de sus mayores e iban a querer un gato de edad con ellos. Se dio cuenta rápido de que el hombre huraño, era callado por lo dura que había sido su vida, pero era un buen amigo y fiel compañero de fatigas. Ahora, como muchos mayores, el gato se encontraba solo, empezando una nueva vida, durmiendo en el parque y sin saber si comería al día siguiente. Penurias de una vida en la que todos los mayores parece que estorban y a los que nadie quiere en su casa.

Foto: http://www.mundogatos.com/

miércoles, 11 de octubre de 2017

COLORIDOS IMAGINARIOS, por Rhodéa Blasón

      Desde mi ceguera ocular me imagino la amplia amalgama de coloridos espectaculares que pueden girar a mi alrededor. Quiero ser positiva, y ver con mi mente los verdes de la naturaleza, los azules del mar y del cielo, los ocres rojizos del otoño, los rojos vivos de los barcos pesqueros atracados en el muelle de piedra gris, la brillante arena que regala a quien la mira iridiscentes reflejos de múltiples colores producidos por su contacto con los rayos solares, ...Cuánto daría por volver a tener luz en mis luceros por unos segundos!!! Pero la vida no nos da nada más que una oportunidad. Mientras tuve vista no supe apreciar la magnificencia que se me ofrecía gratuita ante mí y ahora sólo me queda fantasear con lo que creo que es y puede no ser. Incluso trato de ponerle colores a los olores que mi olfato percibe, pero no dejan de ser sueños imaginarios de una mente solitaria y sumida en una obscuridad llena de penumbra que aunque sueñe con colores no puede apreciarlos.

viernes, 6 de octubre de 2017

HISTORIA DE UN MIEDO, por Rhodéa Blasón

    Desorientada, fría, desnuda, contraída, esquiva, ...Tu caparazón me cubre pero no me proteje de mis sentimientos. Obscuridad, eco, tristeza, soledad, ...Pensé que era un sueño que desaparecería al despertar, pero permanezco aquí. Escondida, asustada, temblorosa, ...Mis ojos no dejan de mirar tu impenitente lengua que los hace mecerse de un lado a otro. Mareo, desamparo, exposición, ...Mi miedo y mi ceguera me impiden moverme y buscar la realidad. Quiero salir y ver la luz!! El inmenso peso de lo que me tapa me lo impide. Quién puede pensar que intenté escapar de la vida en el interior de una campana en el que entré a rastras. No sé que ocurrió, me despertaron los fuertes golpes de su badajo y vi que estaba apoyada en la piedra. Aquí moriré!!!

miércoles, 4 de octubre de 2017

"CON CANCER SE PUEDE VIVIR", por Rhodéa Blasón

Este artículo va dedicado a todas las personas que padecen una enfermedad estigmatizada durante muchos años y que llegó a ser sinónimo de muerte: EL CÁNCER

       Quiero que aunque estamos en el mes de buscar más medios frente al cáncer de mama, cualquier persona que padezca esta dolencia en cualquiera de sus dimensiones y colores sepa que su vida puede continuar, con más o menos limitaciones, pero tiene que seguir disfrutando de sus seres queridos y de ver amanecer cada día. Yo, como enferma de cáncer, como vosotros, abogo siempre por la prevención, por la lucha antes de que aparezca cualquier síntoma, porque así serán menos agresivos los tratamientos. Pero, en el peor de los casos, pensad con positivismo ante este padecimiento, mirarlo con coraje, de frente, y, sobre todo, no decaigáis, apoyaros en quienes os quieren y sufren con vosotros. Sabed que la medicina oncológica ha avanzado enormemente, a pesar de que los investigadores no siempre cuentan con los medios económicos necesarios, que hay figuras altruistas que donan tecnologías más eficaces y efectivas para que la enfermedad se vea en sus estadíos más primarios, y que tanto cirujanos como oncólogos trabajan en paralelo para que nuestra calidad de vida sea buena y cada vez mejor.
       Yo vivo, a pesar de mis altibajos, y como yo debéis hacerlo vosotros. Cada persona debe ser consciente de que los pacientes oncológicos somos los más estudiados de cualquier centro hospitalario, tenemos que confiar en nuestros médicos, obedecerles o intercambiar con ellos impresiones sobre nuestras sensaciones, y pensar que los tratamientos actuales funcionan y responden bien ante cualquier tipo de patología cancerígena. Yo siempre digo que #viviresloquecuenta y poder disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida, día a día, es un inmenso tesoro que hay que agradecer.

     Desde mi punto de vista, no debemos escondernos, porque no hemos elegido estar enfermos; no tenemos porqué escuchar "cantos de sirenas", sino están debidamente oficializados médicamente; y tampoco podemos creer que somos tan fuertes que podemos con todo. Para ayudarnos está la @aecc_es que con sus extensas ramas que llegan a cualquier punto de nuestra geografía y a sus eficaces voluntarios que acuden a donde son requeridos para ayudarnos a superar las situaciones que hayamos de afrontar por difíciles que sean. No tengáis miedo de pedir ayuda, no es un síntoma de cobardía sino de valentía.


    

lunes, 26 de junio de 2017

EN A PASTORIZA, ...REQUESON, LISCOS Y FRECES, por Rhodéa Blasón

     Siempre que acudo a A Pastoriza no puedo dejar de pensar en el exquisito requesón que se prepara en toda la zona y al que hasta hace pocos años se le dedicaba una extraordinaria fiesta gastronómica a la que acudían personas de toda España y muchos emigrantes. Por problemas diversos la celebración no tiene continuación, pero sí renombre suficiente “o requesón de A Pastoriza”, suave al paladar y con una cremosidad singular que lo diferencia del de otros lugares, para que siga incrementándose su buena publicidad.

     La promoción de los productos gastronómicos de A Terra Chá, entre los que se encuentra el requesón de A Pastoriza, es una labor importantísima, sobre todo fuera de la comarca. A ello se dedican los ayuntamientos, departamentos de cultura de los mismos, los profesionales que crean el producto y lo dan a conocer a través de la publidad y todas las personas que los probamos y nos sentimos orgullosos de deleitarnos con su sabor particular. El requesón es un producto proviniente de la leche de vaca al que se le deja convertirse, tras cuajar el líquido blanco en moldes agujereados, en una masa blanca y mantecosa de la que se escurre el suero sobrante.

     Los productos de nuestra tierra son demasiado buenos como para no darlos a conocer fuera de las fronteras de A Chaira. Y estando en A Pastoriza no podemos olvidarnos de otro de sus productos “estrella”: la fiesta de la “bola de liscos y de las freces” que tiene lugar cada año en Bretoña y a la que cada vez acuden más visitantes para degustarlas. En esta ocasión el festejo está muy consolidado y con una comisión que trabaja duro durante muchos meses al año para que la economía cuadre de manera positiva para que la edición venidera sea mejor.


    Os recomiendo que no dejéis de probar ni la empanada de torreznos, ni las freces, ni el requesón de A Pastoriza y que una vez allí preguntéis por más productos gastronómicos del concello que no os defraudarán nunca.


jueves, 22 de junio de 2017

HAY TENTACIONES PRODIGIOSAS, por Rhodéa Blasón



      Desde niño Xoel vivía en una aldea de la alta montaña gallega. Hermosa, singular, en donde el tiempo parecía haberse parado, no porque no transcurriese, sino porque pasaba de manera suave y lenta. Allí nació, creció y se hizo mayor, aprendiendo a amar el trinar de los pájaros, el cantarino sonido del agua al caer, tras producirse el deshielo, desde las elevadas cumbres en forma de cascada entre las más diversas tonalidades del verdoso y fascinante paisaje que formaba la madre naturaleza.
En aquel lugar estaba dichoso, faenaba en la tierra con adoración por ella y con gratitud por los frutos que le devolvía, quería a cada uno de los animales que cuidaba, y sus vecinos eran una extensión de su familia.

      Xoel se casó con su novia de toda la vida, Laura, con quien había acudido a la escuela y quien vino a vivir a la casa de su marido junto a sus abuelos maternos y a sus progenitores. Ella se adaptó bien al ritmo de aquella vivienda. Le gustaba amasar y cocer el pan en el horno de leña junto a su suegra y contarse confidencias envueltas por aquel aroma a sabrosa vianda que las impregnaba de prosperidad.

      Al quedarse Laura encinta, la familia decidió ampliar el hogar para que hubiese más espacio para la criatura que pronto acunarían y para los próximos vástagos que premiarían el dulce amor que se profesaba el joven matrimonio. Unicamente habría que hacer unas pequeñas obras, sobre todo en el desván.

      En sus ratos libres, Xoel acudía a la planta alta con papel y lápiz para ver por dónde podría ampliar las columnas de madera que sostenían el tejado y plasmando en la blanca cuartilla los bocetos de lo que se le ocurría para agrandar la casa. En esta tarea estaba cuando al mover una serie de muebles antiguos y utensilios que los cubrían descubrió un hermoso arcón tallado. Se quedó pasmado mirándolo y no pudo dejar de caer en la tentación de abrirlo.

      Se arrodilló y al levantar con suavidad su tapa descubrió una cantidad inmensa de libros. Nunca tantos había visto y comenzó a leer uno hasta que se hizo la noche. Hablaba de las “normas de urbanidad”. Le era difícil entender algunas palabras pero decidió bajarlo y leerlo junto a su esposa que era mucho más lista que él.

      De esta manera y tras averiguar que aquel baúl había venido con uno de sus bisabuelos que había estado muchos años viviendo en Cuba, tanto Xoel como Laura pudieron viajar a lugares lejanos sin moverse de su casa, vivir aventuras, descubrir a autores que les producían emociones y sentimientos que nunca pensaran poder sentir, y crear una complicidad entre ambos y las historias que leían que hizo mucho más fuertes sus lazos de amor.





         Más textos en http://playadelcastillo.blogspot.com.es/2017/06/convocatoria-jueves-22-de-junio-caer-en.html  (no dejéis de seguir los blogs)

viernes, 16 de junio de 2017

MI VIDA PINTADA EN LIENZOS, por Rhodéa Blasón

"quien conserva la facultad de ver la belleza no envejece", Aforismos, visiones y sueños, Franz Kafka


      Con cerca de cien años continúo admirando la vida cada día, observando las pequeñas cosas que me hacen sonreír de felicidad y que me transmiten una paz interior que ayuda a que mi espíritu y mi alma crezcan siempre positivas. Nunca creí poder llegar a esta edad, pero doy gracias a la Naturaleza por haberlo permitido, aunque en mi corazón también existe la pena. Un sufrimiento que me acompaña haciendo sangrar mis entrañas y que no puedo evitar. El olvido que me demuestran mis seres queridos. Me trajeron a esta residencia con sesenta y dos años porque mi movilidad física era reducida y me convertía en una carga para mi esposo, hijos, nueras, ... Nunca más he vuelto a saber de ellos. Intenté llamarlos por teléfono, escribirles cartas, ...pero no he recibido ninguna noticia.
  
     Quizá por eso, después de llorar hasta la extenuación, no busco la precaria felicidad de mis días en las personas, sino en los olores, en los cantos de los pájaros, en las páginas de los libros y en mis pinceles que sobre el lienzo pintan mis estados de ánimo. Dicen que no lo hago mal del todo, y muchos de mis cuadros adornan las pareces del centro en el que resido. Por eso, allí a dónde me desplazo en mi silla de ruedas, puedo ver lo que ya hoy mis viejos ojos no pueden percibir, pero hace algunos años sí lo hacían. Las pequeñas y bellas cosas que me sujetan con firmeza a la vida. Este es el hecho que consiga que mi mente perdure activa y soñando con lo que pintaré mañana.







      Más textos en http://neogeminis.blogspot.com.es/2017/06/encuentro-juevero-15-de-junio.html

martes, 30 de mayo de 2017

El Camino Norte a Santiago cruza A Chaira

A TERRA CHA, MAGICA POR NATURALEZA, por Rhodéa Blasón


    Todos sabemos que A Chaira está compuesta como comarca por los municipios de Abadín, Begonte, Castro de Rey (con “y” griega), Cospeito, Guitiriz, Muras, Pastoriza, Vilalba y Xermade. Cada uno de ellos, con sus atractivos muy diferenciados, hace que el visitante se sienta arropado por los vecinos que les reciben con los brazos abiertos, llenos de historias de antaño y siempre dispuestos a enseñarles las maravillas que la naturaleza hace en A Chaira y los numerosos lugares con encanto natural que existen.

    Cada una de estas localidades es especial y única, con sus peculiaridades gastronómicas que han aprendido a viajar por el mundo: productos propios, mimados por quien los trabaja para que hagan las delicias de los paladares más exquisitos; con su cultura popular, también propia, que se transmite de generación en generación, siendo apreciada por los avezados estudiosos del saber popular del que siempre se aprenden grandes cosas; por la cultura transmitida por escritores e investigadores que nacieron, vivieron o tuvieron sus raíces en esta hermosa comarca; …y, no podemos olvidar, el atractivo de una parte del Camino Norte de Santiago que cruza A Chaira y que hace las delicias de los peregrinos con iglesias dignas de admirar por su contexto histórico, como la de Santa María de Abadín que data del siglo XII o el Torreón octogonal del Homenaje del antiguo Castillo de los Condes de Andrade del siglo XV, y, muchas más, que sorprenden a los visitantes como el cementerio neogótico de Goiriz o el Museo de Prehistoria y Arqueología, entre otros.


Por eso cuando el viajero acude a la comarca de A Terra Chá sabe que “entra” en un lugar diferente del que rememorará durante toda su vida las experiencias vividas en esta zona y los grandes y variados condumios que aquí haya podido saborear. Sabrá recordar e inmortalizar en hermosas fotos las diferentes fiestas que aquí se realizan y que van, casi siempre, emparejadas a un producto típico de la tierra: Pastoriza, requesón; Vilalba, roscón de almendra, capón, queixo de San Simón, …; Castro de Rey, gallina de Mós; Abadín, grelos; Cospeito, carne de cerdo (con monumento incluido); Labrada, verza rizada; ….


jueves, 25 de mayo de 2017

EL SILENCIO, por Rhodéa Blasón

       El silencio es mi fiel amigo, ni negro ni blanco, sino una amplia paleta pictórica de coloridos que me seducen según las situaciones emocionales que me encuentro viviendo en cada momento.

                                Una vida marcada por la grisácea soledad
                  me obligó a abrirme camino en una verdosa senda llena de cruel verdad;
                  mis ilusos sueños se alimentaban del tenue sonido del amarronado trino de los pájaros
                  y de las cantarinas y azuladas cascadas de cristalina y límpida agua,
                  siempre cercanas a la sombría y obscura robleda.

                                No obstante, recuerdo con fascinación los anaranjados y rojizos atardeceres
                 que admiraba al lado de la nívea puerta,
                 a los pies de mi dulce y amado abuelo sentada,
                 antes del ámbar silencio y la negrura de mis luceros.

                                Estos llegaron, de prisa, al caer por las barnizadas escaleras
                de un claro color miel encerado y trabajado con mimo
                por las delicadas y blancas manos de mi risueña abuela;
                no ver, convirtió mi vida en una amalgama de grises amarillentos,
                y, no oír, es una evocación permanente de los alegres colores del arco iris,

                perlados con sus reflejos multicolores que dan rienda suelta a mi único poder de imaginar.


jueves, 18 de mayo de 2017

LA LIBERACIÓN DE SU ALMA, por Rhodéa Blasón

                          
     Sentada en el arenal sentía su existencia llena de sosiego. Sus pulmones se henchían del aroma a salitre del piélago marino que le lambía sus pies como si se tratase de lenguas de hielo que le cortaban la circulación sanguínea. Allí, en su refugio natural, era ella misma, su mente se oxigenaba de paz, su espíritu volaba con el circunvolar de las elegantes gaviotas que planeaban sobre la crecida y blanquecina efervescencia de las ondas marinas, se sentía plena y llena de vida.

     Allí, en aquella fría tarde invernal, tuvo consciencia de que había sido manipulada por sus seres queridos para que contrajese nupcias con el varón que ellos eligieron y que la había hecho tan desgraciada con sus continuas iniquidades.


    Allí, sentada en el arenal, descubrió que nunca más dejaría que nadie pensase por ella. Era consciente de cómo conseguir la libertad. Escuchaba la llamada del mar y, tras ergirse, se introdujo en el líquido elemento con lentitud, sabiendo que era la única forma de alcanzar la liberación de su alma.



                                      Más sobre el Mar, http://brisadevenus.blogspot.com.es/2017/05/este-jueves-mi-relacion-con-el-mar.html


martes, 16 de mayo de 2017

SIEMPRE GRANDE CARLOS CASARES, por Rhodéa Blasón


    Dada la proximidad de la celebración del Día de las Letras Galegas no puedo dejar de hablar en esta columna de la persona a quien se homenajea este año, Carlos Casares, de quien por todos es bien conocida su trayectoria literaria y su vinculación con la literatura gallega, truncada demasiado pronto por una muerte prematura e inesperada.

    De Carlos Casares se pueden decir muchas cosas: era un gran escritor, nadie lo duda, del que a mí me gusta personalmente su delicada y sublime poesía y su rigor a la hora de realizar traducciones de obras de otros autores al gallego, interesándose primero por aquello que quería expresar el escritor a traducir y luego buscando la palabra exacta y pulcra en nuestro idioma madre. Se pueden seguir enumerando sus amplias virtudes literarias con las que podríamos disfrutar en la actualidad de continuar el autor con vida hoy.

    Pero yo voy a hablar del Carlos Casares compañero y amigo. Trabajamos juntos en La Voz de Galicia durante años y transcribir cada uno de sus artículos era como descubrir un preciado tesoro que siempre llevaba implicito un mensaje moral, social o crítico con el que el autor agasajaba al lector. Era persona de carácter afable y rica conversación que hacía sentir a los demás protagonistas de ese momento, siempre sonriente y atento a escuchar las opiniones de los compañeros y a ayudar en aquellos momentos duros del periodismo en el que los especiales salían con un número incrementado de páginas inimaginable en la actualidad. Siempre podías contar con él para escribir un artículo sobre los maravillosos lugares de Galicia, nuestra gatronomía, nuestra cultura, ...Y lo hacía con amor. Amor por las palabras del texto que creaba, por las letras que eran su modo de expresión, por su querida Galicia natal, y por el apoyo incondicional a los compañeros que con él trabajábamos. Nunca nos negaba su colaboración. Su baja estatura no tenía nada que ver con su enorme corazón y su elevado sentido de compromiso y respeto para quienes con él vivíamos el periodismo.


    Siempre grande Carlos Casares!!!.

martes, 9 de mayo de 2017

ALGUNOS HIJOS, por Rhodéa Blasón

  Se celebró el día de la Madre. Pero hay que acordarse de las Madres que sufren porque sus hijos las ningunean o las desprecian. Por desgracia existen demasiadas en esta situación. Para ellas este poema escrito desde lo más porfundo de mi alma.

      ALGUNOS HIJOS, por Rhodéa Blasón   


    Su corazón sufría en silencio
el maligno verbo de sus hijos,
criados en el amor y el cariño,
a pesar de sus muchos padecimientos.

    Su corazón se rompía en pedazos
sin creer en lo que se habían convertido sus vástagos,
quienes sin pudor alguno mostraban
la vergüenza que hacia ella aportaban.

    Su corazón anhelaba
a su desaparecido marido …

    Su mente se preguntaba
si con él vivo sería parecido....

    Su vida se convirtió en un malvivir
aprisionada por los dolores inferidos por sus hijos;
sus lágrimas sangrientas ya no surgían de sus secos ojos
y su mente estaba llena de tristeza por existir.

    Su vida había sido comprensión hacia sus retoños,
estos que ahora la despreciaban sin compasión,
la maltrataban de palabra y por su falta de atención:
era una mujer que había depositado sus esperanzas en sus herederos ...

    Su corazón soñaba
con el apoyo incondicional de su desaparecida pareja …

    Su mente no podía
vivir con aquella injusta angustia carcelera ….

     Tantas iniquidades vividas,
tantas confianzas depositadas,
tantas ilusiones contagiadas,
tantas vivencias olvidadas.

    Ella algún día fue feliz,
creó un hogar lleno de amor,
pero su cariñosa sonrisa de su rostro se borró
por los inmerecidos desplantes y egoísmos continuos que tuvo que sufrir.

    Su corazón imploraba
que la muerte se la llevara ….

    Su mente no soportaba

prolongar sus días de aquella manera ….

viernes, 3 de marzo de 2017

LAS MUJERES SOMOS INTELIGENTES, por Rhodéa Blasón

 El mes de marzo está dedicado a la Mujer y el ocho del mismo mes se conmemora el día de la Mujer Trabajadora. Son símbolos a tener muy en cuenta en los tiempos en los que vivimos, en los que todavía hay necios que se permiten decir que “las mujeres no somos inteligentes, ni fuertes y sí muy pequeñas”. Tal vez estos seres no hayan sido paridos por mujeres, no tengan hermanas o hijas y por eso su aguda perspicacia mental salida de tono de la que se jactan por doquier.

Como mujer, y mujer trabajadora obligada a tener que conciliar la vida laboral con la de mi casa, debo decir que afortunadamente hay hombres que ayudan a que esto pueda realizarse, como es mi caso. Que nunca he cobrado menos sueldo que un hombre por hacer el mismo trabajo, cosa que no pueden decir muchas mujeres que todavía se ven sometidas por la desigualdad salarial, algo que nunca he entendido: A igual trabajo, igual sueldo; pero por desgracia nos queda mucho por andar para que esto pueda ser una realidad social y existiendo todavía algunos individuos ignoranrtes ocupando sillones de altos cargos políticos que impiden que las mujeres sean consideradas como semejantes. También existen los casos en los que por los mismos hechos las mujeres son despedidas y los hombres sólo son degradados, y de los que poco se habla. ¡Pero existen!. El machismo enrarece la vida laboral creando malestar entre los trabajadores y hay hombres que se aprovechan maliciosamente de ello.

Si queremos una sociedad paritaria hay que educarla de esta manera. Una mujer puede hacer el mismo trabajo que un hombre (no me vengan con la letanía de la fuerza, que hoy hay máquinas); puede mandar con la misma responsabilidad y capacidad que un varón y, por supuesto, nuestra inteligencia está totalmente equiparada a la de los hombres (aunque aquí habría un debate importante que no les gustase demasiado a esos mamarrachos que dicen que nosotros no la tenemos); no somos tampoco inferiores a los hombres, siempre y cuando estemos en igualdad de condiciones; y, por supuesto, no somos seres diminutos ni pequeños, aunque existan algunos hombres mezquinos que así lo crean.


Me sigo preguntando de que caverna de la Prehistoria y de que seres majaderos habrán salido esos hombres que abren tanto la boca convirtiéndose en abyectos y que creen que pueden tratarnos a las mujeres como a principios del siglo pasado. A ellos tal vez no les interese, pero las mujeres crecemos y aprendemos de nuestros errores, trabajamos lo triple para conseguir ser mejores en nuestros trabajos y nos abrimos camino alcanzando puestos de responsabilidad en los que algunos hombres no son capaces de pactar ni negociar soluciones positivas.

jueves, 2 de marzo de 2017

¡MULTAS A LOS PEATONES", por Rhodéa Blasón

La gente que camina o pasea no es consciente de la cantidad de obligaciones normativas que tienen que obedecer porque en España todavía son muy lasas las normas peatonales y aún no se aplican las leyes con la dureza que lo hacen en otros países de la comunidad económica europea. Es triste ver como algunos peatones gritan e incluso abuchean intencionadamente a los conductores que cumplen las normas de circulación cuando ellos no cruzan por el paso de peatones, van vestidos de obscuro en una carretera general y no se les ve, …

A los adultos les cuesta cruzar por los pasos de peatones o esperar que el semáforo se ponga en verde; y, lo que es peor, atraviesan las vías conversando en grupos o mirando móviles con una calma pasmosa. Pues, PEATONES, sepan que esta actitud está muy penada por ley y con multas económicas muy elevadas. La ley dice que “se debe cruzar con el semáforo en verde, de manera rápida y siempre mirando que no vengan coches de ningún lado. Si uno piensa que no le va a dar tiempo de cruzar debe esperar”.

Los peatones deben ir siempre por la acera o por la calle peatonal, pero en esta deben estar atentos para apartarse cuando venga una ambulancia, un coche de bomberos o las fuerzas de seguridad. Y siempre que haya un agente regulando el tráfico, sus indicaciones tienen preferencia por encima de las demás.

Cuando se va por una carretera sin acera hay que circular en el sentido contrario a los coches, con chaleco reflectante para ser vistos y en fila de a uno (por la noche con una linterna alumbrando al suelo) . Y no nos olvidemos que en caso de accidente a los peatones también se les puede realizar la prueba de alcoholemia por parte de las autoridades.


Estas son algunas de nuestras obligaciones cuando somos peatones y que parece que están totalmente olvidadas. Cada uno cruza por el lugar que le parece, entorpeciendo el transito de los coches y obligando a los conductores a acumular una tensión nerviosa que no es ni buena ni necesaria. Cada uno deberíamos actuar conforme a la ley y no habría problemas. Pero los semáforos no se respetan, se salta delante de los vehículos en marcha, no se mira a un lado y a otro antes de cruzar, ...Yo en verdad creo que existen una serie de causas ocultas y malsanas para realizar estos actos que ponen en peligro la vida propia y la de los conductores, pero también estoy convencida de que hasta que no se hagan efectivas las sanciones económicas pertinentes que hagan doler los bolsillos de los peatones estos continuarán haciendo lo que les dé la gana.


domingo, 26 de febrero de 2017

MARABUNTA DE GERIATRICOS, por Rhodéa Blasón

 
       El envejecimiento de la población es un hecho de sobra conocido por todos. Nacen pocos niños y la longevidad de vida es cada vez mayor. Por eso se anuncian a "bombo y platillo" la construcción de nuevos geriátricos en los que acabaremos todos si la salud nos permite llegar a la tercera edad. No me cabe duda de que como en años anteriores se produjo el "boom" del ladrillo ahora ocurre lo mismo con las residencias para mayores. Sociológicamente las razones para que un anciano acabe en un centro de este tipo son muchas, muy bien diferenciadas y por todos conocidas: desde hijos que no quieren hacerse cargo de sus progenitores ni valerlos en sus necesidades, hasta los que se avergüenzan de ellos por su estado físico o mental. Hay quien se ampara en que vive muy lejos y que sus padres no quieren dejar el hogar patrocial; si las parejas de los hijos también trabajan no les quedaría tiempo material para atenderlos y tendrían que depender de contratar personal especializado; son difíciles de manejar las personas con dependencia, unos porque se dan cuenta de su incapacidad y otros porque esta les impide incluso pensar por si mismos; ...Hay muchas razones para llevar a los padres a un geriátrico y cada uno debe saber en conciencia por qué lo hace.

      A mí no me gustan las personas que presumen de hacerlo porque sus ancianos les molestan. No cabe duda de que tener un mayor en casa obliga a hacerse responsable de él, a saber que está bien alimentado, que se realizan cada día su necesidades de aseo, higiene física y síquica, hay que dedicarles muchas horas para hablarles y acompañarlos, preocuparse de que su medicación sea la correcta y de llevarlo a sus consultas médicas, ... ¡Para muchos, un trabajo agotador!

    Yo cuidé a mis mayores y me siento orgullosa de ello. Soy, entre otras profesiones, enfermera con un postgrado en geriatría, por lo que sé bien de lo que hablo y soy consciente de que en mi tercera edad acabaré también en una residencia. Se construyen porque hay una demanda excesiva de plazas que son cubiertas con rapidez.

      Pero dicho esto, voy a lo que iba. El problema no es la masiva construcción de geriátricos que se avala con lo que digo en el párrafo anterior. Hablo de la falta de respeto que se refleja hacia los nietos de los mayores que en ellos viven y la mala educación de quienes creen que de los abuelos no se puede aprender nada, que creen que estorban en casa, que dicen que los niños que se crían con sus abuelos pueden padecer algún tipo de trauma, de quien señala que los mayores no pueden comer a la mesa con los niños del hogar porque se baban o les lleva demasiado tiempo, ...¡Falacias!

     ¿En qué realidad social vivimos? ¿Quiénes dicen todas estas atrocidades para calmar sus conciencias malsanas piensan que no van a acabar ellos sus días en una residencia? Por favor, actuemos conforme a nuestras responsabilidades y hagamos cada uno lo que nos parezca, pero no les mintamos a los niños que serán capaces de pensar por sí mismos en próximas generaciones y actuarán conforme les hayan enseñado. Y si tienen abuelos en un geriátrico llévenlos a verlos, porque ser mayor no es contagioso, sólo es que el paso de la vida nos permite seguir cumpliendo años.

       Respeto lo que haga cada uno. Pero verse en una residencia separado del propio entorno, de la familia, de los amigos, ...no es grato. Nos tocará adaptarnos. Pero conforme cumplo años no me gusta la marabunta de geriátricos que se están construyendo. 

     ¡Para mí no son más que un símbolo de una sociedad debilitada por el egoísmo!









viernes, 24 de febrero de 2017

ROSALIA DE CASTRO, por Rhodéa Blasón

    Rosalía de Castro fue una de las mujeres precursoras de la literatura femenina del siglo XIX, abriendo camino para las hembras que hoy en día nos dedicamos a las letras. Figura representativa de la literatura gallega, escrita en gallego, y castellana, escribiendo en castellano. Yo me identifico con sus palabras tantas veces convertidas en canciones por el compositor Amancio Prada y versionadas por multitud de cantantes y rondallas.

    Rosalía escribía poemas y novelas llenas de sensibilidad que permanecen vivas hoy en día y que nos representan a todos los gallegos, dentro y fuera de Galicia. Fue símbolo de la modernidad literaria en unos tiempos en los que escribir siendo mujer, y con obras en gallego, no era bien visto ni por una cosa ni por la otra.

   Pero Rosalía de Castro permanece en los corazones de los amantes de las Letras por la pulcritud de sus obras y de sus poemas. Yo recomendaría leer cualquiera de sus libros, os sorprenderán. Pero en mis momentos de zozobra siempre releo "La hija del mar".


jueves, 16 de febrero de 2017

ADUCIDOS POR LOS MOVILES, por Rhodéa Blasón



           Parece increíble que un aparato móvil de telefonía consiga anular la conciencia de un ser humano, véase la gente que por culpa de ir wasapeando con el móvil cae al mar, cruza la carretera sin mirar si vienen coches, no observan lo que sucede a su alrededor, no ven a las personas en la calle ni las saludan, ...en definitiva, se abstraen del núcleo de sociedad en el que viven. Algunas personas llevan en una mano su tan querido móvil del que no separan su vista y en otra un carrito con un niño pequeño al que no le hacen ni caso. Son muchos los casos de gente aducida por los móviles.

         En una humanidad casi asocial, en la que las personas son incapaces de relacionarse unas con otras frente a frente (siempre hablo en general), es importante el excesivo valor que se le da a estar enviando y recibiendo mensajes de wasap de manera continuada, incluso con seres a quienes no conocen. Los aparatos de telefonía móvil son muy importantes en la vida real, siempre y cuando se les dé de manera única el valor que tienen y se utilicen conscientemente. Pero si el uso al que se destinan no es responsable se convierten en algo baldío y en un juego para ignorantes. Saber utilizar de manera conveniente las nuevas tecnologías no es tarea fácil, hay que ser capaz de no pensar que por ganar en un juego informático de niveles uno tiene más capacidades que los demás, hay que saber que contar la vida privada propia a los desconocidos puede tener consecuencias de elevada gravedad, hay que prever que por “colgar” fotos de los hijos menores de edad en la red se les puede acarrear un peligro serio y hay que concienciarse de que siempre se puede observar mejor la sinceridad de las personas hablando con ellas cara a cara y mirándoles a los ojos.


         El aducimiento de los móviles viene dado porque hay personas que tienen su vida vacía y llena de soledad, aunque vivan muy acompañados. Hoy no se promueve la conversación como antaño. Una tristeza!!!! Quien no sabe como entretenerse de manera inteligente y práctica se engancha al móvil, quizá porque no son capaces de interactuar activamente en conversaciones con otras personas. Es una pena que haya gente aducida por un simple móvil, que te puede salvar la vida si necesitas hacer una llamada urgente o hacértela perder si te distráes con el en el coche. ¿Qué tipo de vida les esperará en el futuro a los aducidos por el móvil? 


  

lunes, 30 de enero de 2017

CAMINO DE PERDER EL TRANSPORTE PUBLICO EN LA COSTA DE LUGO, por Rhodéa Blasón


       Si levantasen la cabeza aquellos hombres visionarios que con caballos
(a veces uno sólo) y carros crearon las líneas de unión pública a principios
del siglo pasado entre las diferentes poblaciones de A Mariña lucense
morirían de pronto con pena por la mala gestión que se hizo de su herencia
en el mundo del transporte. Muchas personas que lean este artículo quizá
no lo crean, pero antaño en esas carretas, tal y como en el antigüo oeste,
viajaban juntos animales y viajeros hasta que alrededor del año 1910
comenzaron a llegar aquellos coches de transporte público que tenían el
volante a la mano derecha y que debían ser conducidos por hombres fornidos,
duros y con una fuerza extrema que les permitía girar la rueda directora a base
de pulsos de fortaleza, los frenos tenían que ser subidos y bajados en muchas
ocasiones para frenarlos o darles a una manivela situada en el frente del autobús,
en el exterior, para encenderlos.
     ¿Cuántos años pasaron? ¿En dónde quedan los esfuerzos de estos pioneros
del transporte público? ¡Cuántas preguntas podría hacer y que no tienen una
respuesta racional, sólo decir que es fruto del progreso! ¡Cuántas familias vivieron
con dignidad gracias a las rutas de línea que forjaron aquellos antecesores que
veían que el transporte público era una necesidad.
    En A Mariña tenía las líneas de transporte la familia Nistal, originaria de Ribadeo,
y que bautizó su empresa con el nombre de la localidad que los vio crecer
empresarialmente, Empresa Ribadeo; en la zona de Ferrol, un médico llamado
Pita, gran gestor, y su cuñado (hermano de su esposa) gobernaban la empresa
El Ideal Gallego, que más tarde pasó a ser IASA. Grandes emprendedores que
entraban por Vilalba a Lugo y unían desde Ferrol a Ribadeo, pasando por la capital
de A Terra Chá. Grandes chóferes y empleados que nunca a nadie dejaron en tierra,
tuvieran o no dinero, viajaran dentro del autobús o en la baca. Unos iban a estudiar,
otros a trabajar, ...otros al médico o los mismos empleados de la empresa viajera
hacían el trabajo, de matera altruista, que hoy realizan las asesorías cobrando.
     ¡En qué pocos años cambió todo! ERSA e IASA se venden a una multinacional
inglesa que no obtiene los rendimientos económicos necesarios para mantener las
líneas. Quizá los usuarios deberíamos pensar que si todos utilizamos el transporte
público contaminamos menos, mantenemos puestos de trabajo y conservamos
parte de nuestra historia, entre otras cosas.
    Por otro lado, los autobuses se conducen como un coche particular (créanme
que sé mucho de lo que hablo), se toca un botón y va solo, no se requiere ni mayor
fortaleza ni mejores reflejos que los demás (no denosto la profesión, la pongo
en valor), por lo tanto el trabajo que antaño hacían dos personas y un mozo
en cada parada ahora lo realiza un hombre solo. Aunque acumule horas de trabajo,
porque conducir un autobús, aunque mejoraran los medios, no es tarea fácil.
     Además, tenemos los enormes gastos de una empresa del transporte que hace
que los billetes de viaje sean más caros: viajan pocas personas, el gasóleo
sube como "el café en una cafetera", los seguros son carísimos, las ruedas y
mantenimiento de los coches, ...sueldos. 
    Los tiempos que vivimos son difíciles para todos, también para las grandes
empresas del transporte que al no tener viajeros no tienen viabilidad económica
para mantener las líneas fundadas hace más de cien años, pero es una pena que
rutas por las que tanto se luchó no tengan posibilidad de subsistir.




                                      Foto del blog: http://asifuimosasivivimos.blogspot.com.es/
                                

martes, 24 de enero de 2017

“LA BERZA RIZADA Y EL GRELO CHAIREGOS ...MEJOR EN EL PUCHERO”, por Rhodéa Blasón



      No me cabe la menor duda de que la comarca de A Chaira desborda en exquisiteces para nuestros delicados paladares. Productos todos ellos de primera calidad y a los que no me canso de elogiar. Pero en esta ocasión voy a centrarme en dos artículos que para mí son un auténtico deleite para degustar: la berza rizada y el grelo de A Terra Chá. Yo he probado estos frutos en distintos puntos de nuestra geografía y nunca he saboreado la dulzura de la berza rizada y del grelo chairegos. Son blandos al paladar y con un sabor que los diferencia con mucha notoriedad. Berza rizada, de pequeña estatura, regordeta y con sus hojas ensortijadas hacia el exterior; el grelo, alto, elegante y con sus láminas más aplanadas. La primera, con poco y fino tallo; el segundo, con largo y grueso brote que al cocinarse se vuelve tierno y suave cual miel a los labios.

    Multitud de recetas y muy variopintas incluyen cada vez más estos dos ingredientes chairegos. Los cocineros tradiccionales continúan haciendo con ellos el caldo y cocido gallegos, empanadas y ensaladas calientes entre otras viandas; pero los “chefs” más vanguardistas los utilizan ya como gelatinas y sabrosos patés de grelos que hacen de ellos auténticas delicias gastronómicas. La verdad es que sólo hay que tener imaginación para llevar a cabo su preparación que acepta tantas posibilidades como seas capaz de crear. Tanto la berza rizada como el grelo son productos muy agradecidos a la hora de su preparación y en las fuentes o soperas resultan la mar de vistosos, solos o acompañados.


    En la actualidad se venden también en conserva todo el año, para la elaboración de recetas más rápidas e integrarse en nuestras despensas para echar mano de ellos según nuestra apetencia. También pueden ser congelados, para no prescindir de poderlos saborear cuando no están en plena temporada. Pero no olvidéis nunca que “la berza rizada y el grelo chairegos ...mejor en el puchero”.